A tu lado: Por un futuro más seguro, más eficiente y sostenible
14/10/2020
A tu lado
27/10/2020

Irizar e-mobility y la economía circular

Aduna, 20 de octubre de 2020

Irizar e-mobility, empresa que fabrica autobuses y camiones 100% eléctricos,  colabora con Emaús Fundación Social para proyectos de economía circular. El primero de los trabajos realizados ha sido el aprovechamiento de materiales de textiles sobrantes para la creación de fundas protectoras para asientos, salpicadero…

El objetivo de Irizar e-mobiltiy es dotar de una segunda vida a los residuos que se generan durante el proceso de fabricación de sus vehículos. En este sentido, se han fabricado fundas que protegen las butacas y el salpicadero durante el proceso de producción y montaje de los buses, para evitar que pueda haber la más mínima rozadura o defecto en el proceso.  Una vez analizados los residuos de su ciclo de producción se decide aprovechar los retales de textiles procedentes del forrado de techo, paredes,… y se envían a confeccionar a la empresa de inserción social de Emaús, SINdesperdicio.  De esta manera,  se cierra un interesante círculo, en el que un residuo se convierte en un recurso, y además su producción es solidaria.

Está claro que con el actual modelo de producción y consumo tendemos a agotar los recursos de que disponemos y que la economía circular constituye poner freno al desperdicio de materias primas y una reducción del consumo. No en vano, Irizar e-mobility es una empresa comprometida con el medio ambiente.  Sigue invirtiendo en  energías alternativas y ofrece una segunda vida a las baterías que fabrica. Y ahora se le suma este proyecto de economía circular.

Las fundas sólo son el principio

Con la filosofía de romper el paradigma de la economía lineal de comprar, usar y tirar, y con el objetivo de reducir, reutilizar y reciclar, a partir de ahora se analizarán de manera exhaustiva los residuos que se generen en cada fase de la producción. De esta manera junto a Emaús Fundación Social se analizarán posibles nuevos círculos que se cierren, bien absorbidos por la entidad social o bien a través de otros agentes, o incluso mediante la simbiosis industrial, produciendo  con los desechos de varias empresas. El sistema lineal de nuestra economía actual (extracción, fabricación, utilización y eliminación) ha alcanzado sus límites. Se empieza a vislumbrar, en efecto, el agotamiento de una serie de recursos naturales y de los combustibles fósiles. Por lo tanto, la economía circular propone un nuevo modelo de sociedad que utiliza y optimiza los stocks y los flujos de materiales, energía y residuos y su objetivo es la eficiencia del uso de los recursos.

Muchos de los residuos  de esta planta son coincidentes con los de la planta de Ormaiztegi donde ya se cerraron algunos interesantes círculos tales como la creación de bolsos, mochilas, neceseres, portadocumentos,  carritos de compra, monederas, esterillas acolchadas para la práctica deportiva….artículos que sustituirán al merchandaising actual y que son realizados por la mencionada SINdesperdicio. También se han podido hacer otros aprovechamientos como los residuos de madera  con los que se construyen las bases de los maleteros del autobús, o con los recubrimientos del suelo de los pasillos con los que se han cerrado círculos construyendo muebles, o para la colocación de nuevos suelos.  Asimismo, se han generado a través de una diseñadora de moda sostenible prendas a partir de los retales desechados de cortinas y otros materiales, tales como chubasqueros, vestidos, faldas, …para el aprovechamiento de piezas más pequeñas alpargatas, llaveros, turbantres,….

Una de las conclusiones extraídas de las experiencias realizadas hasta el momento pasa por que es preciso cambiar “el chip” a la hora de crear. Normalmente, cuando ideamos un nuevo producto, lo diseñamos y posteriormente pensamos en los materiales con que los construiremos. Para hacer economía circular hay que comenzar por otro lado, por los materiales. Tras analizarlos se debe fijar la atención en las posibilidades de crear y diseñar productos posibles con esos materiales y tamaños de residuos. Se trata ésta de una iniciativa de Emaús FS que cuenta con el apoyo de la Diputación de Gipuzkoa, con el nombre de TRAKZIONA, y se dirige en primer término a empresas grandes con el fin de que las medidas de economía circular que vayan implementando hagan de tracción de otras medianas y pequeñas.

Esta acción se enmarca en el principio de «Una Europa que utilice eficazmente los recursos» que es una de las siete iniciativas emblemáticas, que forman parte de la estrategia Europa 2020, que pretende generar un crecimiento inteligente, sostenible e integrador. Actualmente, es la principal estrategia de Europa para generar crecimiento y empleo.

Esta iniciativa de Irizar e-mobility pretende crear un marco de cultura empresarial destinado a apoyar el cambio a una economía eficiente en el uso de los recursos y de baja emisión de carbono.

Proyecto Izir

A finales del año 2019 nace la marca propia de Irizar Izir, para productos creados a partir de excedentes de la producción.

Su carácter innovador radica en la incorporación a este proyecto de la variable del compromiso social. En colaboración con la fundación EMAUS, se está creando una línea de productos para merchandising a partir de los residuos textiles de la fábrica. Los excedentes de tejidos provenientes de las butacas, forrados interiores, etc., se recogen de forma separada, y se envían a Eko-Center, taller textil que emplea a personas en riesgo de exclusión social, donde se crean los artículos de merchandising con marca Izir.

La creación de las primeras remesas de productos “Izir” ha permitido la reducción de 1500kgr de residuos. Se estima que anualmente se podría evitar la generación de 3000 kg de residuos, además de los costes económicos y ambientales asociados a su gestión y tratamiento.

Sobre Irizar e-mobility

Irizar e-mobility es la primera planta de electromovilidad europea donde se fabrican autobuses y camiones de corto recorrido 100% eléctricos cero emisiones, infraestructuras de carga y también se desarrollan y fabrican baterías. La planta está ubicada en la localidad de Aduna (Gipuzkoa) y tiene una capacidad de producción de 1000 vehículos al año. Esta planta cuenta actualmente con 240 personas en su plantilla.


X