Accesibilidad sin límites

Nuestros autobuses disponen de puertas eléctricas con apertura hacia el interior, el exterior o deslizantes, y de sensores de seguridad automáticos, así como dispositivos internos de emergencia. Estas puertas se combinan con las rampas de acceso para personas de movilidad reducida (PMR) con funcionamiento manual o automático.

El piso bajo integral y la disposición de los asientos en el interior del vehículo permiten que las entradas y salidas de los viajeros en las estaciones y la circulación dentro, se desarrollen de forma muy fluida.

Los vehículos de 18 metros tienen una capacidad de hasta 155 personas y 8 puertas deslizantes, que los hace únicos entre los autobuses eléctricos. Pueden albergar hasta cuatro zonas para sillas de ruedas y/o carro infantil.

Ofrecemos la posibilidad de solicitud de parada en braille, señalización de los puestos reservados (tamaño y color de los asientos) y para silla de ruedas, información sonora de la solicitud de parada, y un sinfín de opciones como instalación de dispositivos para validar el billete, todo ello para mejorar la accesibilidad.

Superamos la homologación R107 en el apartado de accesibilidad para personas de movilidad reducida y contemplamos rampas para minusválidos manuales o eléctricas. Para las personas invidentes, hemos diseñado unos sistemas de topes para indicar donde se encuentran las butacas.

Nos caracteriza una gran flexibilidad para diseñar diferentes distribuciones de butacas y ubicación de sillas de ruedas.

X